Áreas Técnicas

Electrificación

Las subestaciones eléctricas y la línea aérea de contacto son las instalaciones sobre las que trabajamos en el ámbito de la electrificación. La línea aérea de contacto, también llamada catenaria, es la encargada de suministrar la energía eléctrica al tren.

  • Línea aérea de contacto: 9.200 Km.
  • Línea de alta tensión: 2.500 Km
  • Subestaciones eléctricas: 341
  • Potencia instalada: 1.844.000 Kw.

Todo el mantenimiento de estas instalaciones se programa coordinando las actuaciones precisas con nuestra organización territorial, que también realiza las revisiones periódicas previstas en la línea de alta tensión que alimentan nuestras subestaciones.

Con respecto a éstas, incrementamos sus prestaciones con la implantación de un sistema de control distribuido y la normalización de los nuevos equipos de rectificadores, transformadores, diodos y fusibles.

Así, hemos emprendido la duplicación de la potencia nominal, elevándola de 3.000 a 6.000 KW y aumentado los niveles, extrarrápidos, de corte de corriente de 30 a 50 KA en determinadas subestaciones. Se han construido subestaciones de tipo modular, con nuevos analizadores de catenaria y gestores de protecciones, lo que en la actualidad nos permite su telegestión. Todo ello contribuye a una mayor adecuación de las instalaciones a las necesidades de nuestros clientes.

Por otra parte, realizamos auscultaciones anuales sobre el estado de la geometría de la línea aérea de contacto y analizamos la evolución del desgaste de los hilos de contacto, de cara a establecer prioridades de actuación y a planificar las inversiones en función de los parámetros de calidad.
También hacemos un seguimiento de la fiabilidad de la catenaria mediante informes e inspecciones técnicas periódicas.

En este sentido, hemos desarrollado diversas aplicaciones informáticas encaminadas a mejorar los cálculos de las instalaciones críticas bajo condiciones de homogeneidad y seguridad. Claro ejemplo son los programas CALPE (Cálculo de la Longitud de las Péndolas en las diversas variantes de cálculo) y CALPOR (Cálculo de Pórticos Rígidos).

Además hemos confeccionado normas y estudios técnicos que aseguran la calidad de los materiales y su adecuado montaje, y hemos normalizado las catenarias tipo CA 160 y CA 220.

En el campo de la investigación y el desarrollo hemos trabajado en nuevas tecnologías aplicadas al mantenimiento preventivo. En este sentido podemos destacar la colaboración con diversas empresas del sector y organismos públicos y privados, como Universidades o CENELEC (Comité Europeo de Normalización Electrotécnica), entre otros, así como el desarrollo del sistema automático para medir el desgaste de los hilos de contacto (sistema MEDES).

Fruto de nuestras investigaciones, desarrollo y experiencia técnica, son las oportunidades de promoción de los productos desarrollados, llegando a la firma de acuerdos de colaboración o de venta de algunos de ellos, como el sistema MEDES, adquirido por los ferrocarriles franceses (SNCF).